¿Puede el smartphone enfermarnos? La salud es importante

Desde hace un tiempo es conocimiento que el uso intensivo de dispositivos electrónicos puede tener consecuencias para la salud, como el famoso síndrome del túnel carpiano, por ejemplo. Aún más, los smartphones nos acompañan desde que nos levantamos hasta que nos acostamos y los utilizamos para casi todo: ocio, comunicación y trabajo, por lo que vale la pena hacernos la pregunta: ¿puede el smartphone enfermarnos?

Para el presente artículo hemos tenido en cuenta los problemas de salud implicados a nivel físico, ya que en un artículo anterior vimos los aspectos psicológicos tales como ansiedad o depresión.

La radiación de un smartphone

Teniendo en cuenta la proximidad de los teléfonos inteligentes a nuestro cuerpo (bolsillo y mesa de noche), el grado de radiación que emiten puede ser materia de preocupación.

Aunque no existe aún evidencia suficiente sobre los efectos dañinos en la salud humana de este tipo de radiación, si se ha logrado medir cuáles son las marcas y referencias que mayor cantidad de radiación emiten, por parte de la Oficina General Alemana para la protección de la Radiación lleva una base de datos actualizada y sólo certifica teléfonos con un radio de absorción de 0.60 watts por kilogramo.

radiación por smartphone
Nivel de radiación por modelo y marca

Lesiones físicas irreversibles

Al igual que el teclado y mouse pueden generar lesiones en las coyunturas, el móvil puede producir a largo plazo lesiones y deformidades en el meñique (“smartphone pinky”) por sostener el móvil con este dedo, o inflamación en el pulgar por el uso excesivo de chats o juegos móviles. Este tipo de lesiones tienden a empeorar con la aparición de smartphones cada vez más grandes y pesados con pantallas más difíciles de alcanzar con una sola mano…

lesión en el dedo
Una usuaria muestra las consecuencias de sostener el celular con un dedo

Otro tipo de lesiones son posturales ya que tendemos a inclinarnos cuando miramos la pantalla del dispositivo ejerciendo mayor presión sobre nuestro cuello y espalda lo que genera un exceso de carga a largo plazo.

La presión que ponemos en nuestro cuello por la postura

Daño a la vista, un hecho real

Investigadores han descubierto que parpadeamos menos cuando miramos la pantalla del teléfono, por lo que se produce resequedad en los mismos con la consecuente fatiga visual y propensión a infecciones. Este fenómeno se ha llamado “ojo digital” y se produce por la diferencia que existe entre la lectura tradicional en papel y la lectura en una pantalla digital por la resolución y contraste sumado a brillos y reflejos que presentan estas últimas.

Además, existen otros efectos como visión borrosa donde los músculos oculares tensos no pueden enfocar a diferentes distancias, y puede ser un problema temporal y acabar siendo permanente. Esta generación, desde el 2000 hasta ahora, cada vez pasan más horas frente una pantalla, y es una de las principales causas de miopía infantil.

Estudios de especialistas han llegado a cuantificar esta influencia de la miopía, y pronostican hasta un incremento del 33% de esta alteración visual en los jóvenes para el año 2020.

Alteraciones en los patrones del sueño

En investigaciones recientes se encontró que más del 60% de los jóvenes de 18 a 29 años llevan su smartphone a la cama, mientras que los estudios muestran que dos horas de exposición a la luz brillante de la pantalla son suficientes para suprimir la Melatonina(hormona implicada en los ciclos de sueño) causando un desajuste del patrón normal de sueño y generando insomnio.

usar el smartphone de noche

Adicionalmente el grado de concentración que ponemos en nuestro smartphone perjudica la relajación necesaria para el correcto descanso.

Riesgo de accidentes por déficit de atención

Investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon informan que quienes atienden una llamada mientras conducen reducen su actividad cerebral en un 37% y en un estudio de la Universidad de Washington se demostró que los transeúntes que escriben mientras caminan están cuatro veces más condicionados a ignorar las luces tráfico o a olvidar mirar a ambos lados antes de cruzar la calle.

Conduciendo irresponsablemente, deja el smartphone cuando conduzcas

Los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) señalan que tras este tipo de negligencias están nada menos que el 31% de los accidentes con víctimas mortales. Siguiendo con datos procedentes de la DGT, en 2017 fallecieron un total de 1.200 personas en accidentes en vías interurbanas.

cellphone and driving

Algunos pensamientos finales, la salud es importante

Aunque existen apps con filtros de luz y la opción de deslizar para escribir o convertir voz a texto en mensajes largos, en este como en muchos casos lo mejor es aplicar el sentido común y usar nuestro smartphone con prudencia

Depende de nosotros como usuarios tomarnos un tiempo para relajar nuestras manos y vista, y proceder con seguridad cuando estamos realizando otras actividades simultáneamente como conducir o caminar.

En vez de esto, ¿no sería mejor educar a la gente que crear un ejercito de zombis?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *