Los aportes de la NASA a nuestra vida cotidiana

La NASA  nos ha regalado objetos valiosos que en un inicio fueron creados para explorar el espacio

En nuestra vida cotidiana, sin darnos cuenta, utilizamos aparatos tecnológicos que la NASA desarrolló para realizar exploraciones en el espacio. El funcionamiento del GPS, la cámara frontal para los ‘selfie’ o incluso, las turbinas eólicas de los molinos de viento son algunos de ellos.

Para que los usuarios puedan descubrir cómo la agencia espacial estadounidense está presente en su día a día, se ha creado una página web interactiva en la cual se muestran todos estos elementos.

El espacio virtual lleva como nombre: NASA Home & City y muestra unos 130 dispositivos que, de forma indirecta, la NASA ha ayudado a desarrollar o mejorar a través del tiempo.

“La NASA está más cerca de lo que se cree, pese a que la mayoría de personas asocian la agencia espacial con misiones lejanas en el Sistema Solar o increíbles fotografías de las galaxias”, precisa Jim Brindenstine, quien es uno de los administradores de la Dirección de Misión de Tecnología de la NASA, a través de un video de presentación.

En el recorrido virtual, se puede ver que los sistemas de filtración de agua fueron diseñados para purificar el agua de los astronautas encargados de las misiones de Apolo. Este producto ahora puede ser de uso doméstico. También se encuentran los aerogeneradores de los molinos de viento.

Agua caño

Los filtros de agua fueron diseñados por investigadores de la NASA. (Foto: gesundesleben en Pixabay. Bajo licencia Creative Commons)

La NASA viene analizando la energía procedente de los paneles solares para futuras misiones tripuladas a Marte. Pero, años atrás, estudió el programa de energía eólica para intentar explorar el “planeta rojo”. Este diseño, mejorado a través del tiempo, se puede ver ahora en cualquier parte del mundo.

Otro invento de la agencia espacial son las cámaras digitales que llevan actualmente los móviles. En 1990, la NASA construyó un sensor de imagen pequeño que necesitaba poca potencia para poder capturar imágenes de sus misiones espaciales. Esta tecnología pudo evolucionar a través del tiempo y ha sido ideal para complementar a los teléfonos.

Asimismo, la NASA ha mejorado la tela de polímero con la que se fabrican los trajes espaciales, resistentes al fuego. Los mismos que han servido para formar parte de los equipos de protección de los bomberos, debido a su material ignífugo del cual están hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *