Lo nuevo en el Samsung Galaxy Note 9: el smartphone con un renovado lápiz óptico y batería inmensa

Es el dispositivo con la pantalla más grande de la historia fabricado por la tecnológica surcoreana. Además, podrá almacenar hasta 1TB de fotos y videos.

Por un momento, la expectativa del mundo, o del futuro inmediato de los consumos tecnológicos, se detiene en Nueva York. Cabe preguntarse dónde sino, ya que es aquí, en esta ciudad, donde casi todo sucede por primera vez. Lo que ocurre es que en un espacio incierto del barrio hipster de Brooklyn, dentro de un edificio que supo ser galpón y ahora huele a madera nueva, se lleva a cabo un evento secreto. Secreto hasta que se escribe esta crónica; secreto hasta el momento en que Clarín y otros medios invitados asisten a la previa del lanzamiento del teléfono Samsung Galaxy Note 9, o Samsung Unpacked, una herramienta que se propone resolvernos la vida y que parece tener serias chances de conseguirlo.

En vivo: el lanzamiento del Samsung Galaxy Note 9, el celular de la “batería eterna”

La ansiedad se disipa cuando, finalmente, tomamos contacto con el nuevo dispositivo móvil de la compañía que más teléfonos fabrica y vende en el planeta. Siete de cada diez personas usan algún modelo de Samsung en el mundo y la marca coreana, indudablemente, posee fanáticos que celebran con devoción pagana la llegada de un nuevo producto.

El Samsung Galaxy Note 9 lo presentaron en Brooklyn, Nueva York. (Foto:  REUTERS/Lucas Jackson)

El Samsung Galaxy Note 9 lo presentaron en Brooklyn, Nueva York. (Foto: REUTERS/Lucas Jackson)

El Note 9 viene a ser el teléfono inteligente de las prestaciones infinitas. Fue concebido para acompañar la vida activa de los usuarios que nunca quieren dejar de estar conectados y se apoya en por lo menos cinco pilares fundamentales: la batería más duradera de la historia de los smartphone, un lápiz inteligente que opera por Bluetooth como control remoto (el S Pen), una cámara con doble lente que incorpora funciones de inteligencia artificial, la posibilidad de replicar en la TV el screen del aparato para pasar del trabajo a la diversión (o del trabajo al trabajo), y una incursión decidida en el mundo gamer. Por primera vez, en un teléfono con Android 8 (la versión 9 recién presentada por Google no vendrá en el Note) podrá acceder y jugar al Fortnite, el juego planetario del momento.

Fortnite llegó a Android: ya se descarga en los celulares Samsung Galaxy

Todo sucede en el marco previo a la gran fiesta de presentación global, que tiene lugar apenas un día después en el Braclays Center, un estadio con techos de pasto, sustentable y acogedor: la cancha de los Brooklyn Nets de la NBA. El formato es el de una gran presentación. Un escenario dominado por luces de Led azul, un fondo negro donde pronto aparecerá el producto estelar.

Pero antes de eso,  los expertos de la compañía explican sus funciones de una manera llana a periodistas de todo el planeta. Muestran primero el Display Infinity, justamente una pantalla infinita que se despliega hasta los bordes mismos del aparato, como un rectángulo completo, de extremo a extremo. Es la pantalla más grande de la historia de los Note: 6.4 pulgadas, apenas por encima de la de su hermano menor, el Note 8. Brinda una sensación envolvente y es como si tuviéramos verdaderamente apoyada en nuestras manos la totalidad de la imagen que estamos observando. Una imagen que quiere escaparse pero que se encuentra con los límites no evidentes del dispositivo.

Es cierto que algo sucedió en nuestras vidas. Algo definitivo. De un tiempo a esta parte, hablar de teléfonos se ha vuelto normal. Que dura más, o menos. Que se acaba la batería. Que está llena la memoria. Pensamos los celulares como un producto urgente, de necesidad básica y no sólo aspiracional. Los teléfonos son las brújulas de nuestra rutina, nos ordenan el paso a paso y no queremos que fallen. Habría que escribir un tratado sobre las experiencias del abandono, ese desamparo que sobreviene cuando se consume la batería. La del Note 9 promete no dejarnos a la deriva, desconectados, fuera del tiempo. Habrá que probarlo. Es la más grande que haya tenido un teléfono Galaxy. Ofrece alimentación de larga duración para hablar, enviar mensajes de texto, jugar y ver películas durante todo el día. Y además, la memoria: el Note9 estará disponible con dos opciones de almacenamiento interno: 128 GB o 512 GB, más la capacidad de extenderlo al doble con una tarjeta de microSD: 1TB. Fotos, videos, tema resuelto.

La revolución del S Pen

Pero la revolución de este Galaxy Note 9 posiblemente sea la del S Pen, ahora con compatibilidad con Bluetooth Low-Energy (BLE). Ahí está el lapicito, levemente dorado, imponiéndose en la tarde de Brooklyn como la vedette del evento. Pesa tan solo 3 gramos.

El renovado lápiz óptico S-Pen del Galaxy Note 9. (Foto: Jeenah Moon/Bloomberg)

El renovado lápiz óptico S-Pen del Galaxy Note 9. (Foto: Jeenah Moon/Bloomberg)

En primer lugar, es un lápiz digital que permite tomar apuntes tan cómodamente como si el teléfono fuera una libreta Moleskine. (¿Cómo hubiera sido Hemingway de productivo con un Note en la Guerra Civil española?). Pero más allá del chiste tonto, el S Pen es un mando a distancia: un control remoto en el sentido estricto e histórico. Una vez que sale del aparato puede operar el dispositivo por Bluetooth y entonces ganar protagonismo. Es un recurso distintivo de la serie Note y amplía la noción de lo que puede hacer un smartphone. Basta un clic para tomar selfies y fotos en grupo, presentar diapositivas, pausar y reproducir videos.

El estadio de los Brooklyn Nets decorado para el lanzamiento del Galaxy Note 9. Foto: (Getty Images/AFP)

Durante la presentación a la que asistió Clarín, el juego consistía en dejar el teléfono apoyado sobre una mesa, alejarse unos pasos y tomar fotos o pasar imágenes pulsando S Pen. Lo primero que surge es que podría ser ideal para ponencias de cualquier tipo. Pero además es un juguete maravilloso que hasta puede impactar en la manera en que nos auto fotografiamos. Claro: para hacerse una selfie, por ejemplo, ya no será necesario mantener el teléfono y disparar al mismo tiempo. Con el lápiz digital del Note9 uno puede alejarse del dispositivo y disparar. Fuera del teléfono, el S Pen tiene una autonomía de 30 minutos o 200 clicks. Pero si se descarga se inserta y rápidamente se vuelve a cargar.

DJ Koh, CEO de Samsung, presentó mundialmente el Galaxy Note 9. (Foto: REUTERS/Lucas Jackson)

DJ Koh, CEO de Samsung, presentó mundialmente el Galaxy Note 9. (Foto: REUTERS/Lucas Jackson)

La cámara

Los teléfonos nos han convertido en retratistas de nuestro tiempo. No somos reporteros gráficos. Pero somos fotógrafos. ¿Cuántas fotos tomamos por día? ¿Qué pasaría si esas imágenes que hallamos de camino al trabajo, yendo a lavar el auto o en las vacaciones del verano las eternizamos con un aporte de inteligencia artificial? El concepto que viene a reformular el Note9 es el de “escena óptima”.

Así cambiará tu teléfono cuando descargues Android 9 Pie

La cámara del Galaxy Note9 se presentó aquí, en esta Nueva York sofocante, como la más inteligente que ha producido Samsung hasta el momento. Utiliza la inteligencia artificial de su renovado asistente Bixby para identificar los elementos de una foto, como  una flor, un paisaje o una sonrisa, con el fin de clasificarla automáticamente en una de las 20 categorías y optimizar la imagen al instante según esta elección. El resultado es impresionante y realista, con colores vivos y definición dinámica. Las 20 categorías de la función de escena óptima parecen capturar por completo el ecosistema de la vida urbana y de la vida en la naturaleza. De las ciudades y los bosques. Clarín lo probó con una flor: la definición es tan precisa que casi no se necesitan ni filtros ni retoques.

El Galaxy Note 9 llega en cuatro colores: Midnight Black (negro), Lavender Purple (violeta), Metallic Copper (plateado) con el S Pen correspondiente, y Ocean Blue (azul) con un S Pen Yellow. (Foto:   REUTERS/Lucas Jackson)

El Galaxy Note 9 llega en cuatro colores: Midnight Black (negro), Lavender Purple (violeta), Metallic Copper (plateado) con el S Pen correspondiente, y Ocean Blue (azul) con un S Pen Yellow. (Foto: REUTERS/Lucas Jackson)

En lo que respecta a sus especificaciones técnicas, el Note 9 cuenta con una cámara doble con un gran angular y un teleobjetivo de 12 megapixeles, ambos con tecnología Dual OIS (estabilización óptica de la imagen), y apertura variable. En el frente, una selfie de 8 MP con una apertura focal de F1.7.

Hay un objetivo de fondo, que los creadores del Note 9 repiten como un mantra: nunca ha sido tan fácil ser más productivo. El 24 de agosto recién estará disponible en Estados Unidos, Europa y Corea. ¿El precio? Desde 1.000 dólares. A esperarlo con mucho billete en mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *